viernes, 18 de marzo de 2016

Una nana para Hugo

Para el concurso de micro fantasy del circulo de escritores.

Cansada de que no vinieras a mí, me lancé a buscarte. No fue fácil.
Fui de planeta en planeta, llamándote, pero fue en vano.
Hasta que al final, montada en un asteroide, decidí acercarme hasta el mismo lugar en el que vivían las hadas. Tal vez ellas pudieran darme razón de ti.
Me percaté de que yo no era la única que iba en tu busca. Había otras qué, al igual que yo, soñaban con tu sonrisa. Y con tus ojos.
Así que decidida  a emplear la magia, saqué mi violín y traté de embrujarte con mi música. Para que me eligieras a mí. Para que me quisieras.
Y tuve suerte.
Porque el hada de los sueños hizo que te fijaras en la melodía que yo tocaba para ti.
Así que asomaste tu cabecita por una estrella y me elegiste.
A mí.
A tu futura mamá.