miércoles, 9 de septiembre de 2015

¡De compras para el cole!

—Unas etiquetas térmicas adhesivas  para la ropa, por favor.
— ¿De niño o de niña?
—De niño.
—¿Azules o blancas?
—Ah, pues de las dos si puede ser…
—¿Lisas o temáticas?
—Temáticas estarán bien…
—¿Personajes Disney o Nickelodeon?
—No sé… ¡De los dos!
—¿Quiere que le grabemos nosotros el nombre?
—¿Lo hacen? Pues sí, genial.
—El tipo de letra cómo lo prefiere ¿clásico o moderno?
—Moderno…
—¿Mayúsculas o minúsculas?
—Mayúsculas…
—¿En negrita o normales?
—Uf, en negrita…
—¿Subrayadas o en cursiva?
—¡En cursiva!
—¿Visa o efectivo?
—Efectivo, efectivo…
—¿Se las enviamos por correo o viene usted a recogerlas?
—¡Vendré yo! ¡No podría responder al cuestionario sobre mi datos… ¿Para cuándo estarán?
—Vamos a ver, etiquetas térmicas adhesivas para ropa de niño, de color blanco y azul, con personajes Disney y Nickelodeon,  letra moderna en mayúsculas, pagadas en efectivo y a recoger en tienda yo calculo que estarán después de Navidades, más o menos.
—¿Cómo dice? ¡Las necesito para la semana que viene! ¡Empieza el colegio!
—Pues si quiere le puedo dar unas normales y les pone usted el nombre con rotulador.

—¿Cómo le mando a la mierda? ¿En voz baja o gritando?